¿Para qué sirve un museo?

Parece fácil de responder, pero si nos tomamos cinco minutos para la reflexión nos daremos cuenta de todo lo que conlleva un museo. El museo como institución, en su sentido más pleno y por qué no, no sólo con su fachada sino con la infinidad de departamentos que se organiza (o no, dado como está el panorama): comunicación, merchandising, publicaciones, conservación…

También podemos afirmar que el museo no sólo exhibe, conserva e investiga piezas bajo criterios científicos. Y esto es lo que pretende desvelar el proyecto Musea de Antonio Díaz Grande y Raúl Hevia, que se puede ver en la galería Carpe Diem de Lisboa y que cuenta con piezas de el MOMA o ARCO.

La muestra, comisariada por Lourenço Egreja y Carolina Vicente plantea la vida del museo, más allá de la institución física saliendo a la calle en forma de bolsa de mano* de manera que se amplía y se expande gracias a quién lo lleva.

ImagenResulta interesante que desde la perspectiva de los artistas se reflexione que significa el museo para la sociedad, aportando ideas al discurso generado en el entorno de la profesión y que ayudan en algunas ocasiones a que muchas instituciones reflexionen cual es su lugar en la sociedad y si no resultan a veces instituciones invisibles. 

 

*Bajo la bolsa de mano, de una producción determinada los productores del proyecto pretenden visibilizar el museo, pervirtiendo la sacralidad del objeto ya que los visitantes “se lo llevan”: se llevan el museo, lo difunden, lo amplían.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s